Nuestra Historia

Contexto Histórico

Corría el año 1934 y fue entonces cuando la Srta. Matilde Díaz Vélez presentó un proyecto al Ministerio de Obras Públicas de la Provincia de Buenos Aires para que en los terrenos de su propiedad conocidos como “campo La Yaya” se fundara un nuevo pueblo.

El 16 de agosto de 1935 el Poder Ejecutivo Provincial resolvió aprobar la solicitud. Cinco años más tarde, la parada Km. 32,474 de la línea provincial a Tandil del Ferrocarril Sud pasaría a llamarse “López Camelo”, hasta que el 20 de Marzo de 1948, la Srta. Díaz Vélez logró que esta localidad cambiara su nombre por el de “Estación Guernica":

(…) ”en el deseo de perpetuar en este país el recuerdo de un nombre muy significativo para las libertades del País Vasco y el de rendir un homenaje a la patria de ascendientes de mi familia y de tantos esclarecidos personajes cuyo paso por la Argentina ha dejado huellas imperecederas …

Pasaron los años y el 25 de Noviembre de 1993, por Ley Provincial N° 11480:

Créase sobre el territorio perteneciente a los partidos de San Vicente, Florencio Varela y Esteban Echeverría, un nuevo partido que se denominará “Presidente Perón”, el cual formará parte del conurbano bonaerense…”.

Aquel pueblo de ayer, este de hoy, guarda en sus entrañas la historia recóndita de sus primeros habitantes, de sus pujantes pobladores, de quienes allí se instalaron para dar de sí lo mejor.

Orígenes de Nuestro Establecimiento

El Instituto Rosario Vera Peñaloza tiene su enclave en la intersección de las calles 3 y 30 de esta localidad. Sin lugar a dudas, la imponencia de su edificio actual poco tiene que ver con su más modesto origen en campos casi desolados.

El joven matrimonio compuesto por el Dr. Arnaldo Agustín Alonso y la Sra. Leonor Concepción Viviano de Alonso, eligió este lugar de residencia luego de su paso por el pueblo vecino de Alejandro Korn. Docente ella y médico él, alquilan su primera morada – hogar y consultorio – en la calle N° 10 entre 35 y 37.

Alonso se constituyó así en el primer médico clínico estable de Guernica, alternando su tarea local con el desempeño en el Hospital Lucio Menéndez de Adrogué. Tres generaciones de guerniquenses recibieron su atención y todos coinciden señalar su inquebrantable vocación de servicio que no conocía los límites del reloj, las calles de difícil acceso o las inclemencias del tiempo cuando se trataba de auxiliar a un paciente. Actitud que además lo llevó luego a ser un activo participante de diferentes entidades de bien público.

La Sra. Leonor, sin embargo, postergó el ejercicio de su profesión en el ámbito estatal hasta 1958, año en que además de maestra particular, se desempeña como docente de las Escuelas N° 2 y N° 17, hoy respectivamente N°1 y N°8.

Desde entonces, el desarrollo de su vocación servirá de ejemplo, guía y conducción a otras maestras.

La década del 60 encuentra al matrimonio Alonso ya con la paternidad de todos sus hijos (Mónica Leonor, María Teresa, Patricia Inés, Arnaldo Daniel, María del Rosario y María Cecilia) y una labor sumamente activa en la localidad con la concreción de importantes proyectos.

En 1964 nace el Jardín de Infantes Grillito, predecesor de la Escuela Gabriela Mistral creada un año después.

Hacia 1966, el Doctor Alonso asume la Intendencia Municipal del Partido de San Vicente como una muestra más de su servicial disposición para con el pueblo que habitaba.

Durante su gestión se desarrolló en el Distrito una amplia labor en materia de obras públicas y viales, desde la colocación de lámparas de mercurio en las esquinas, la construcción de las primeras cuadras de pavimento, el edificio de la Subcomisaría de Guernica, la Escuela N° 22 en San Vicente, hasta la inauguración de un plan de viviendas.

Su eficiente mandato como funcionario de Gobierno no lo apartó del estudio y la formación constante que siempre lo distinguieron. Tal es así que obtuvo por entonces su segundo título universitario como Profesor en Ciencias Médicas en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de La Plata.

El 12 de Marzo de 1972, una vez más en respuesta a las necesidades de la comunidad el Dr. Arnaldo Alonso y la Sra. Leonor Viviano de Alonso fundan el Instituto de Educación Secundaria Rosario Vera Peñaloza, denominado así en honor a la maestra riojana.

Por entonces, el sistema educativo de la Provincia había sido reformado extendiéndose la duración de la Escuela Primaria con la creación de 8vo. Año. Pero ante la anulación de la reforma, los egresados de la Escuela Gabriela Mistral veían obstaculizado su acceso a otras escuelas secundaria de la zona, motivo por el cual se crea el Instituto Rosario Vera Peñaloza satisfaciendo el requerimiento del pueblo guerniquense para poder continuar de este modo con sus estudios.

El ideario del Instituto, esencialmente vigente en la actualidad, centra la educación en el desarrollo armónico de la persona incentivando sus capacidades intelectuales y humanas: promoviendo la libertad responsable, la perseverancia en el trabajo, la creatividad y la conciencia aúlica que hace posible la participación activa del ciudadano en la vida social y democrática.

Acompañaba al Dr. Alonso, su Rector desde 1972, un destacado plantel de profesores entre los que se contaban su propia esposa y otros como Graciela Busso, Héctor Lozano, Mónica Alonso y Elsa Rodríguez.

La primera promoción egresa en el año 1975 y a cada uno de sus integrantes se adjudica orgullosamente el título de Perito Mercantil.

Especialmente recordadas por sus egresados resultan las “Jornadas Deportivas”, realizadas desde el año 1973 con la distribución del alumnado en dos bandos de diferente color: Rojo y Verde. Ambos recibían el desafío de mostrar en sana competencia, diversas capacidades que demandaban no sólo habilidades deportivas sino también artísticas, intelectuales y sobre todo organizativas.

Inicialmente llevadas adelante en el propio Instituto, las Jornadas Deportivas cambiaron de escenario a partir del año 1989, momento en que se inaugura el Campo de Deportes: predio de tres hectáreas ubicado en la calle N° 18 y 30.

El progreso edilicio llegó acompañado de la evolución tecnológica. Así, en la década del 80 a las máquinas de escribir se suman las más modernas computadoras.

Evolución

Finalizando la década del 90 soplan vientos de renovación en las escuelas argentina, por lo que en el año 1997 la transformación educativa lleva al Instituto a articular 1° y 2° año del ya caduco secundario con la Escuela Gabriela Mistral en 8° y 9° año.

En 1999 se inicia el ciclo Polimodal y Rosario Vera Peñaloza convierte su tradición de Perito Mercantil en la modalidad “Economía y Gestión de las Organizaciones”, al tiempo que atento a las elecciones de sus egresados a la hora de continuar sus estudios superiores, incorpora una nueva modalidad: “Humanidades y Ciencias Sociales”.

Escuela Secundaria Hoy

Desde la sanción de la Ley de Educación Nacional N° 26206, la Escuela Secundaria tiene una duración de seis años y es obligatoria. Se encuentra dividida en dos ciclos: Ciclo Básico que abarca 1°, 2° y 3° año y Ciclo Superior orientado. El Instituto ofrece las orientaciones Ciencias Sociales y Economía y Administración.

La Escuela cuenta con 45 años de experiencia, respetando la filosofía de sus fundadores, dando continuidad a la cotidiana tarea de formación de jóvenes en dos pilares fundamentales: Convivencia armónica y capacitación académica. A los Proyectos tradicionales: Jornada Deportiva, Olimpíada de Matemática, Muestra contable-empresarial, Valores y no violencia, Muestra de Artes Plásticas, Bibliomóvil, Teatro de Jóvenes para Jóvenes se suman otros innovadores como la participación en Feria de Ciencias, Olimpíada de Geografía, Olimpíada Matemática Argentina, Ciudad Aeropuerto, Día de la Música, Jornada Lúdica y recreativa de Matemática, uso de notebooks/tablets en el aula para diferentes materias. etc.